Pedagogía

La cerámica es un mundo accesible para todo tipo de público y comprende diferentes edades a partir de los 4 años y hasta una edad adulta.

En colegios.– como extraescolares o como una actividad que complemente alguna materia, por ejemplo en historia: a la par que se estudia la economía de una cultura, en este caso la romana, se pone en práctica y se hace un azulejo romano para mejor comprensión por parte del alumno.

En museos.– en el departamento pedagógico, a modo de talleres para finalizar las visitas guiadas a colegios (en días lectivos) o familiares (los fines de semana).

Clases particulares.– En un espacio adecuado donde las personas interesadas tengan como finalidad el aprender cerámica. Estas clases pueden ser de esparcimiento, conocimiento y hasta de relajación para algunas personas.

Hacemos proyectos específicos, y por encargo, para los colegios que estén interesados en profundizar y en una materia concreta mediante una actividad complementaria como la cerámica que la refuerce.

En caso de ser implementada como materia extraescolar se abre el abanico de posibilidades para que el alumno experimente diferentes técnicas de construcción y/o de diseño con cerámica.

Los contenidos del taller de cerámica en cualquiera de las modalidades antes mencionadas pueden ser:

  • Conocimiento de la plasticidad del barro y de los instrumentos para trabajarlo
  • Estudio de las posibilidades de plasticidad, textura, espacio, y forma que se pueden hacer con el barro según cual sea el proyecto
  • Estudio y dominio del vocabulario de diseño, como por ejemplo: “textura, línea, volumen, color, etc…”
  • Creación de un objeto a partir de las necesidades originales (el proyecto/producto final de la obra)
  • Aplicación, estudio y dominio de las diferentes técnicas, a saber: construcción, ensamblaje, churros, bolitas, planchas, modelado, bajo/alto relieve, texturas (incisiones, impresiones, esgrafiado)
  • Color: sobre cubierta, bajo cubierta, esmaltes, engobes, cuerda seca